¿Qué carrera tiene un traductor profesional?

0 819

Un traductor requiere años de estudio, especializaciones y experiencia para ser considerado profesional.  Si una persona decide convertirse en un traductor profesional debe cursar la carrera de idiomas a nivel universitario.

En las universidades más importantes de cada país  se abre a oferta para optar por la licenciatura en Idiomas modernos o su equivalente. En esta carrera se ofrece al estudiante  una formación integral para desarrollar competencias en el área de la comunicación interlingual  y también intercultural.

Los idiomas principales entre los cuales se puede optar al estudiar la  carrera de Idiomas modernos son: inglés, francés, italiano, portugués, alemán, japonés. Por lo general el aspirante a traductor al iniciar su carrera universitaria  debe  elegir especializarse  en un idioma que será el principal y otro idioma que será el secundario, aparte  de su lengua materna, que para los hispanohablantes es el español.

Entre las principales materias que conforman la carrera de un estudiante de Idiomas modernos, se encuentran: la gramática, literatura, varios niveles de las lenguas que se ha elegido estudiar, técnicas de comunicación, estudios de fonética y fonología (representación y articulación  de sonidos en los actos de habla), estudios analíticos de las teorías del discurso, estudios de lingüística teórica y aplicada, técnicas de traducción, técnicas de negociación, nociones de lógica, historia contemporánea, psicología básica y evolutiva, estudio sobre civilizaciones, técnicas de composición y estilo , mercadeo, técnicas de información, uso de herramientas informáticas de traducción, En algunas universidades, como parte de la formación del traductor profesional se le enseñan nociones de mercadeo y finanzas, introducción al comercio internacional.

Una vez que el estudiante de Idiomas modernos culmina sus estudios universitarios, es recomendable que planifique viaje y estadía laboral en un país donde se hable la lengua en la que se especializó. Por ejemplo si estudió el idioma portugués lo ideal es que pasara un buen tiempo en Portugal para que se empapara de los usos, costumbres, jergas refranes, frases idiomáticas, de varios estratos de la sociedad, desde los más elevados y formales hasta la lengua común de las personas sencillas en la calle. Lo mismo ocurre con el idioma inglés, quienes se especialicen como traductores en este idioma deberían una buena temporada en Inglaterra, Irlanda o Norteamérica para in compenetrándose mucho más con la lengua aprendida y mejorar aún más su fluidez.

Luego de obtener experiencia en comunidades hablantes nativas del idioma estudiado, se deben realizar estudios de postgrados para perfeccionar aún más las habilidades adquiridas en la universidad. Algunos  postgrados diseñados para mejorar las destrezas de un traductor graduado, según su área de interés  son: Maestría en Traducción y terminología, Maestría en Traducción literaria, Maestría en interpretación  y traducción con fines  editoriales, maestría en interpretación de conferencias, maestría en enseñanza de idiomas, Maestría  en traducción y habilidades lingüísticas  a nivel profesional, Lexicografía, maestría en comunicación bilingüe, traducción especializada, traducción audiovisual, entre otros

Una vez realizados estos estudios o en paralelo se puede concursar ante los organismos competentes de cada país a fin de obtener la certificación de Traductor oficial para entrar al selecto grupo de traductores elite del país.

Como se puede ver, la carrera de traductor profesional requiere muchos años de esfuerzo, dedicación y especialización. También es necesaria una importante inversión de recursos a fin de afinar destrezas viajando al extranjero. Toda esta preparación se ve recompensada  al poder trabajar como traductores particulares, como funcionarios al servicio del Estado o como propietario o miembro de una agencia de traducción profesional. Los servicios de los traductores profesionales  deben ser reconocidos ya que sus habilidades son producto de una disciplina personal y el empuje direccionado hacia el perfeccionamiento de su desempeño.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.